Pagar menos en el Impuesto de Sucesiones en Galicia

El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones tiene por objeto los incrementos patrimoniales:Herencia, sucesiones y donaciones

  • mortis causa en la sucesión o herencia
  • inter-vivos en las donaciones

Trucos para pagar menos

Consejos para liquidar la sociedad de gananciales

Liquidar adjudicando bienes determinados, haciendo dos grupos del mismo valor, uno para el cónyuge viudo y otro para el fallecido, de los cuales debe dejarse mención expresa y clara en la escritura notarial de liquidación de sociedad de gananciales y partición de herencia. 

Adjudicar la vivienda habitual al cónyuge fallecido, siempre que no se piense vender, permite a los herederos que se benefician de la exención del 95% del valor total de la vivienda, y no sólo de la mitad.

Además, si el importe y carácter del patrimonio repartido lo permite, el cónyuge viudo puede adquirir una nueva vivienda habitual o trasladarse a otra de su propiedad; así tras su fallecimiento, los herederos podrán aplicar la reducción de nuevo sobre esta nueva vivienda.

Renuncia del cónyuge viudo al usufructo

La mejor solución para evitar pagar dos veces el impuesto por el usufructo es que el cónyuge viudo renuncie de forma "pura y simple" al usufructo y a cualquier bien en plena propiedad que le haya dejado el testador. La cantidad renunciada se acumula al resto de la herencia de los hijos en ese momento. Es importante hacer esta renuncia antes de que prescriba el impuesto - transcurridos cuatro años y seis meses desde el fallecimiento - porque la renuncia hecha después de prescrito el impuesto se entiende a efectos fiscales como donación, originando el pago del Impuesto.

Esta solución es la más rentable fiscalmente siempre que existan bienes suficientes y no se perjudique la posición económica del cónyuge viudo. En cualquier caso, si no existe ningún problema ni inconveniente familiar, la renuncia puede ser meramente formal.

Trucos para valorar los inmuebles heredados

El valor de los inmuebles a efectos del Impuesto sobre el Patrimonio es el mayor valor de los siguientes: el valor catastral, el comprobado o el valor de adquisición.

Si utiliza esta regla y Hacienda le corrige el valor no le impondrá sanción, y únicamente tendría que pagar la diferencia de impuesto y los intereses de demora.

Otra opción para evitar problemas es usar el valor mínimo asignado por la Consejería de Hacienda de la Xunta de Galicia o de la Comunidad donde se produzca la herencia.

Cómo ahorrar en otros impuestos: Asesoría fiscal